Abastecimiento de Agua dulce amenazado

Abastecimiento de Agua dulce amenazado

Venezuela / Ecología – Se ha venido insistiendo sobre el serio problema del abastecimiento de agua dulce, el despilfarro de ésta y las necesidades que afrontan muchos países al no contar con el agua necesaria para su sobrevivencia.

 

Los ecosistemas de agua dulce albergan una parte desproporcionada de la biodiversidad mundial. “Cubren sólo 1% de la superficie del planeta, pero contienen cerca del 7% del total de las especies", puntualiza Jean-Christophe Vié, Director Adjunto del Programa de Especies de la UICN. "Este último estudio muestra claramente que los lagos, ríos y humedales no están al resguardo de la actual crisis de extinción”, agregó.

Se sabe, como lo comenta ecoportal.net, que cerca del 80% de la población del mundo —unos 5.000 millones de personas— viven en áreas donde el abastecimiento de agua dulce está seriamente amenazado, según un nuevo análisis global. El estudio es un índice integral de "amenazas del agua" que incluye el impacto de factores como la escasez y la contaminación.

La categoría de la amenaza más grave afecta a 3.400 millones de personas, afirman investigadores en la revista Nature.

Además, los científicos señalan que en los países desarrollados la conservación de agua para uso humano en embalses y represas funciona para la gente, pero no para la naturaleza.

Los autores instan a los países en desarrollo a no seguir el mismo ejemplo.

Y los gobiernos —dicen— deberían invertir en estrategias de administración de agua que combinen infraestructura con opciones "naturales" como cuencas, pantanos y terrenos inundables.

El análisis es un panorama global, y los investigadores creen que más gente enfrentará en las próximas décadas problemas severos con su abastecimiento de agua a medida que el cambio climático y la población humana continúen aumentando.

Se comenta en un estudio reciente, y otros llevados a cabo en el pasado, la forma cómo el agua está siendo administrada en occidente, dejando un legado importante de problemas para la naturaleza.

Aunque el estudio muestra que los ciudadanos de Europa occidental y Estados Unidos están bien protegidos de la amenaza del agua, la vida silvestre que depende de ella en esas regiones no está tan bien asegurada, concluye la investigación.

Se nos agrega que algunos críticos afirman que el estudio contiene ciertos elementos de subjetividad en términos de la forma cómo las distintas amenazas al agua son analizadas y combinadas. Sin embargo, tal como señala Mark Smith, experto en agua de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), este estudio es una "síntesis potencialmente poderosa" del conocimiento que se tiene sobre el problema.

Y según Gary Jones, presidente ejecutivo del Centro Cooperativo de Investigación del Agua en Canberra, Australia, "es un análisis global muy importante y oportuno de las amenazas conjuntas que enfrenta la seguridad del agua para humanos y la pérdida de ríos para la biodiversidad".

"Este estudio, por primera vez, reúne todo el conocimiento bajo un solo modelo global de la seguridad del agua y la pérdida de biodiversidad acuática", remató.

Los autores concluyen que el estudio es un indicador importante para los gobiernos e instituciones sobre la necesidad de tomar con más seriedad el problema del agua.

"Tan sólo para Brasil, Rusia, India y China —afirman los investigadores— en el 2015 se necesitarán US $800.000 millones por año para pagar las inversiones en infraestructura de agua, un objetivo que posiblemente no se cumplirá".

Preocupa seriamente que el abastecimiento de agua dulce amenace a una gran cantidad de especies de animales a desaparecer si no se logra solución al respecto. Se sabe que el 21% de las especies de agua dulce de África continental están amenazadas de extinción, poniendo en peligro los medios de subsistencia de millones de personas. Para evitar pérdidas de tal magnitud, las aguas interiores deben ser manejadas no sólo en vista del abastecimiento de agua dulce, sino también para salvaguardar la enorme riqueza biológica que contienen.

Sobre ello nos aporta bionero.org, en el marco del estudio más completo efectuado hasta el presente, que 200 científicos investigaron la situación de 5.167 especies de agua dulce durante un período de cinco años para la Lista Roja UICN de Especies Amenazadas, incluyendo todos los peces de agua dulce, moluscos, cangrejos, libélulas y damiselas conocidos, así como una selección de familias de plantas acuáticas. Las principales amenazas a las especies africanas de agua dulce provienen de la agricultura, extracción de agua, diques y especies exóticas invasoras.

El estudio pone de manifiesto el peligroso estado de nuestro medio ambiente natural y suministrará datos vitales a la hora de tomar decisiones acerca de la expansión del uso de los recursos hídricos interiores de África. Los resultados son particularmente importantes para los encargados del manejo, puesto que por primera vez se ha cartografiado la situación de las especies en sus respectivas cuencas hidrográficas.

Se nos agrega que la desaparición de una sola especie puede tener un fuerte impacto negativo sobre los medios de subsistencia. En el lago Malawi, un grupo de peces, conocido localmente como "chambo", es una fuente muy importante de alimentos. Se estima que la población de Oreochromis Karongae, una especie clasificada en peligro perteneciente a dicho grupo, ha disminuido en un 70% en los últimos diez años a causa de la pesca excesiva.

En el lago Victoria, la disminución de la calidad del agua y la introducción de la perca del Nilo (Lates niloticus) han entrañado una reducción de numerosas especies nativas en los últimos treinta años, poniendo en peligro la pesca tradicional. La evaluación de la Lista Roja estudió 191 especies de peces del lago Victoria y halló que el 45% están amenazadas o se consideran como extinguidas.

En definitiva, tómese muy en serio cuando se señala que África alberga una sorprendente variedad de especies de agua dulce, muchas de las cuales no existen en ninguna otra parte del mundo", dice William Darwall, Director del proyecto y jefe de la Unidad de Biodiversidad de agua dulce en la UICN.

"Si no ponemos fin a la pérdida de estas especies, no sólo se reducirá irreversiblemente la riqueza de la biodiversidad africana, sino que millones de personas perderán una fuente esencial de alimentos, ingresos y materiales".
_____________
Carlos Mora Vanegas. Ing. Industrial-administrador, abogado EGADE (ITESM), UC, Universidad de Chile, Postgrados maestrías en Administración de empresas mención mercados, recursos humanos; Calidad y Productividad; educación Doctorado en Educación Profesor titular e investigador Área de Postgrado de Faces UC. Coordinador Programa de postgrado gerencia de la calidad y productividad, Faces, UC Consultor-asesor empresarial DEPROIMCA http://www.entorno-empresarial.com EXATEC. Artículo publicado en www.articuloz.com